¿Qué es Ecomunitarismo?

Esta página web es la voz de la comunidad de Arica afectada por la negligencia, irresponsabilidad y desidia de entidades gubernamentales y privadas suecas y chilenas que vulneraron los derechos humanos de miles de personas a través de la práctica de la Irresponsabilidad Organizada que crearon, en palabras del jurista sueco Johan Ôberg, El infierno en la Tierra.

NOTICIAS

LEER MÁS

QUIÉNES SOMOS

Ecomunitarismo es un espacio de socialización, reflexión y debate en torno a la problemática socio ambiental que experimenta actualmente una comunidad en la ciudad de Arica, en el norte de Chile, la que ha visto dañada y transformada su vida cotidiana debido a complejas relaciones de poder, tanto políticas, económicas como técnicas que se entretejen en un mundo globalizado. Estados actuando de forma irresponsable y negligente facilitan que compañías puedan coludirse en transacciones económicas que generan verdaderas tragedias humanas. Esa es la historia sobre la cual Ecomunitarismo pretende discutir y hacer visible aquellos aspectos que hasta el momento han permanecido en una nebulosa, que ha confundido y desorientado a una comunidad respecto de los alcances que puede generar un medioambiente contaminado con sustancias tóxicas, como hasta ahora se ha pretendido desde diferentes discursos y saberes, hacer creer a la comunidad.   

Ecomunitarismo se crea en el año 2018, en la ciudad de Ámsterdam, Holanda,  dentro de unas activas y dinámicas jornadas de trabajo de un equipo sueco-inglés-chileno, el que  adquiere un compromiso con la comunidad afectada por contaminación y exposición crónica a metales pesados en la ciudad de Arica. Fenómeno derivado del colonialismo tóxico realizado por la compañía minera sueca Boliden Metal en la década de los año 80, la que utilizó a la ciudad como un depósito de desechos mineros que contenía más de 16 metales pesados y sustancias químicas, los que se habían generado y acopiado por décadas en la fundición de Ronnskar, en el norte de Suecia, producto de sus procesos mineros.

El colonialismo tóxico, creemos a partir de las evidencias, que tiene un sustento ideológico que se representa muy bien en las palabras de Lawrence Summers, economista y ex director del Banco Mundial quien sostuvo en el año 1991, respecto del comercio mundial de desechos desde los países desarrollados hacia los países denominados del Tercer Mundo.

 

Creo que la lógica económica detrás de arrojar una carga de desechos tóxicos en el país de salarios más bajos es impecable y debemos enfrentarnos a eso…”

 

 Es así que después de más 28 años de exposición crónica a metales pesados esparcidos por sectores poblacionales del sector noreste de la ciudad, es posible advertir daños a la salud de la población, tanto en sus cuerpos como en sus mentes, y en donde las instituciones gubernamentales han jugado un rol clave en la potenciación de los daños. Primero incumpliendo su rol de proteger la salud de la población y el medioambiente, después manipulando la información y desinformando a los afectados y, finalmente, negando el daño, a pesar que en el día de hoy exista una ley promulgada para reparar el daño, la realidad demuestra que la acción de la compañía sueca Boliden, como ha dicho el abogado sueco Johan Oberg, permitió crear el infierno en la tierra.       

COLABORADORES

MISIÓN & VISIÓN

MISIÓN

Ecomunitarismo tiene la misión acompañar y asesorar a la comunidad afectada por la acción de los polimetales, a través de un trabajo directo con la comunidad en las áreas jurídica y de salud.

VISIÓN

Ecomunitarismo tiene la visión de alcanzar la justicia ambiental para la comunidad afectada a través de un proceso culmine en la creación de una fundación que apoye a la comunidad y a la vez se proyecte como un referente solidario con otras comunidades expuestas al fenómeno sociopolítico y económico del colonialismo tóxico.

CÁPSULAS & DESCARGAS

Revisa nuestras cápsulas que pueden ser de gran ayuda para usted.

Ve a nuestra sección donde se encuentran archivos para que puedas descargar y leer.

Palabras & Reflexiones

Hoy lanzamos esta pagina web, www.ecomunitarismo.cl, para que sea la voz viva de una comunidad afectada por las decisiones económicas adoptadas en un contexto histórico lejano, en el hemisferio norte nórdico, en el que determinados cambios en la legislación ambiental sueca hicieron que una compañía minera evadiera los costos económicos resultantes de esos cambios, exportando no sólo desechos de su actividad productiva sino que trasladó riesgos para que otros los asumieran, reconociendo en ese hecho mismo que una vida no es igual ni vale lo mismo dentro del planeta mundo; ese acto fue una decisión racional, una lógica económica que se sustenta y se expresa muy bien en un memorándum de Lawrence Summers, ex director del Banco Mundial, en el que plantea que el BM debería incentivar la migración de industrias sucias desde el mundo desarrollado hacia países subdesarrollados, entre otras razones, porque una persona del mundo desarrollado expuesta de manera crónica a contaminantes, y en la que sus esperanzas de vida son
mayores que la de una persona de un contexto subdesarrollado, tiene altas probabilidades de desarrollar un cáncer, por ejemplo, cosa distinta que en el otro caso, quien no alcanzaría a desarrollar esa enfermedad catastrófica pues su vida, supuestamente, sería más corta, y que como resultado económico ventajoso habría un menor costo para la sociedad desarrollada, la que no tendría que hacerse cargo de la enfermedad de esa persona.

Pero esa decisión adoptada en esas racionalidades económicas no sería posible, y no habría tenido ningún efecto, si es que en el tercer mundo no existiera un sistema vulnerador y vulnerable en términos sociopolíticos y económicos, como lo fue el sistema dictatorial que asolaba a Chile en los momentos que la racionalidad corporativa sueca decidía exportar riesgos. Es paradójico reconocer que mientras Chile había “exportado” años atrás a Suecia miles de exiliados, que eran acogidos por la socialdemocracia para salvar esas vidas, este país no tuviera reparo alguno para facilitar la exportación de riesgos que potencialmente podía generar más muertos que los que pretendía evitar de la represión dictatorial militar chilena.

Hoy, después de 35 años de ese colonialismo tóxico, una comunidad experimenta los efectos de decisiones racionales lejanas, y de negligencias y desidias cercanas. Incertidumbre es el concepto en que se sustenta la vida de ésta comunidad respecto de qué y cómo se podría proyectar en un futuro, cuando sus vidas están condicionadas a los distintos saberes técnicos, científicos y políticos, en que unas veces se entienden y caminan de la mano y en otras se confrontan para anularse, confundiendo a una comunidad que transita cotidianamente acompañada de la enfermedad y la muerte, sin saber cómo será el mañana, cuestión que evidencia las injusticias humanas dentro de una lógica de mercado, en la que es posible comprar y vender casi todo, inclusive la vida o la posibilidad de ésta.

Finalmente, ésta página web es el inicio de hacer visible lo invisible, de poner rostros concretos a la comunidad dañada, para discutir y reflexionar sobre cómo se debería comprender integralmente la problemática, y sobre todo lo más importante, cómo enfrentarla comunitariamente para que las generaciones venideras no experimenten el daño en sus cuerpos, mentes y espíritus. Ese es un fin y un camino a la vez que esperamos recorrer juntos.

Rodrigo Pino Vargas, antropólogo